Julio, 2019.- Después del 10 de octubre de 1868, el aire de la ciudad de Santa María del Puerto del Príncipe, actual Camagüey, se tornó algo enrarecido. No era obra de las condiciones ambientales, sino del clima político: el alzamiento en  La Demajagua, protagonizado por Carlos Manuel de Céspedes, había enviado esos vientos amenazadores para la metrópoli española. El asedio a la comarca principeña por las tropas de El Mayor, Ignacio Agramonte Loynaz, un 20 de julio de 1869, patentizó el decidido empuje de las rachas independentistas del ejército mambí.