En las Doce Leguas: Hombres con Chapingorro en manos[1] (+Fotos)

Por Lázaro David Najarro Pujol/Colaborador.

Mayo, 2020.-Bajo el fuerte sol del Caribe dos hombres se desplazan en un chalán por las aguas verde azules de las Doce Leguas.

En el mar, el calor del sol, en los cuerpos de estos dos hombres, se siente aún más que en tierra. El tradicional el chapingorro[2], después del levante de cada veda de la langosta es el principal arte de pesca.

Mientras uno boga el otro pescador sostiene firme en su mano el jamo elaborado de cuerdas de nylon atado a una vara larga.

Se inclina en la popa del chalán[3] y con el cubo de fondo de cristal de aumento busca en el escondrijo, en las profundidades del laberinto, la langosta. No encuentra nada, pero no se desanima e indica a su compañero de labor que continúe remando para intentar en el próximo pesquero, construido de neumáticos desechados donde se esconde el crustáceo.

Falla varias veces en la exploración. Nuevamente observa el fondo del mar y sonríe satisfecho. Introduce el chapingorro y pronto en la cubierta del chalán se deposita la primera Dama del Cristal de gran talla.

¿Cuántas veces en un día un pescador realiza ese agotador movimiento? Quizás trescientas. Por esa constancia los tripulantes de las embarcaciones de Cabeza del Este cumplen sus planes extractivos.

En los años buenos un barco langostero puede capturar más de 60 toneladas, pero existen temporadas que la especie no se comporta favorablemente, pero los pescadores no se dan por vencidos.

Con la poca manifestación de la especie están precisados a combinar el chapingorro, con los jaulones, donde la pericia y el esfuerzo individual resultan decisivos, para poder capturar el poco crustáceo que se mueve en Cabeza del Este.

Es muy alta la capacidad productiva de estos guerrilleros del mar, pero también no desaprovecha  las etapas de arribazones.

Así son los hombres de los laberintos de las Doce Leguas: decididos y batalladores. Ese es el secreto de sus abundantes capturas en una  trinchera decisiva de la economía del país. La langosta deviene importante tesoro que la naturaleza regaló al archipiélago Jardines de la Reina.

[1] Programa de Radio Hombres de sol y salitre. Radio Santa Cruz, 20 septiembre de 1995.

[2] En el diccionario castellano chapingorro significa arte de pesca que consiste en un aro de pequeño diámetro y una red en forma de bolsa sujeta con un mango largo de madera.

[3] Embarcación menor de fondo plano para transportes en parajes de poco calado. (Fotos del autor).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: