Suite Camagüey (+ Fotorreportaje)

Fotos: José Antonio Costiñas Friman/OHCC

Febrero, 2021.- (…) De allí que aquella mañana, lo recuerdo, yo despertara con unas ganas inmensas de hacerle el amor a una ciudad que desde hace cinco siglos se conoce como Camagüey.

Si me preguntan qué tiene de especial esa ciudad no sabría estructurar una respuesta medianamente coherente: a Camagüey le faltan las luces de neón de Broadway y Madison Square Garden, y la risa equívoca de los travestis en Río de Janeiro cuando van llegando a Lapa, y el tráfico interminable de la Gran Vía en Madrid, y las casas de Valparaíso con vista al mar, y el hotel boliviano Los Tajibos en Santa Cruz de la Sierra, y el paseo bullicioso por las playas de Málaga, Torremolinos o Benalmádena, y el “Juan Sebastián Bar” en que se mata la añoranza en Huesca, cuando ya está por amanecer.

En verdad, si Nueva York es la ciudad que nunca duerme Camagüey podría ser la Bella Durmiente tomándose muy a pecho su papel. Camagüey tiene mil defectos, pero me gusta con carajo, y aún no sé por qué.

Quizás sea el no saber de dónde viene la atracción lo que todavía mantiene vivo el idilio. Sí, tal vez descubrir que uno nunca conoce del todo la ciudad donde vive, funcione como el mejor antídoto a la indiferencia. Ninguna ciudad es perfecta, y yo no he podido eludir el derecho de ejercer la sospecha ante lo que prometen con tanto énfasis los publicistas urbanos, desde que tropecé con aquella reflexión de Martí: “las ciudades son como los cuerpos, que tienen vísceras nobles, e inmundas vísceras”.

Y es cierto: las ciudades son como las personas, que muestran una cara en la calle y otra en el baño, por lo que debiéramos prestar atención tanto a lo que murmuran sus putas en los rincones, como a lo que dicen en los noticieros los locutores, estos últimos casi siempre despistados con el precio más reciente de la carne en el mercado.

Fragmento del artículo Suite Camagüey, de Juan Antonio García Borrero. Publicado originalmente en la revista La Gaceta de Cuba No.2, Marzo-Abril 2004, p 64.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: