Un patio familiar que alimenta a muchos (+ Fotos)

Camagüey, Cuba, 14 abr.- La familia de Javier y Rebeca, en la comunidad camagüeyana de Altagracia, se caracteriza por el apego a la tierra y el cuidado de la naturaleza.

Primero fueron las plantas ornamentales que con el cariño de ambos crecieron y se diversificaron hasta llegar a ser de Referencia Nacional dentro del Programa de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar; ahora también cuentan con un vivero que resulta bastante productivo.

“A partir de que esto era un campo de tiro abandonado y vertedero habitual de las personas se me ofreció la posibilidad de sembrarlo en una reunión de la Zona de Defensa Altagracia. Con mucho esfuerzo y el apoyo de los vecinos lo limpiamos y luego lo rellenamos con tierra y materia orgánica para hacer los canteros, donde ya se cosechan hortalizas y vegetales en pequeñas proporciones que nos sirven como alimento y cuando existe excedente se brinda a la comunidad”.

Explica el fiscal Javier López Pimienta, quien desde junio último dedica sus tardes y alguna que otra noche para trabajar en los nuevos semilleros y la atención de las hortalizas que tanto disfrutan en el hogar.

“Es un patio familiar, el huerto es prácticamente de la nieta que come de ahí cada jornada remolacha, además, obtenemos diferentes especias para la cocción de los alimentos. Ahora tenemos previsto sembrar ají y contribuir con viveros de diferentes plantas para aportarlas a los productores del poblado”, refiere.

“Es la muestra de que en un pequeño espacio se puede producir alimentos y responder así al llamado hecho por la dirección del país a tener rendimientos agrícolas en toda tierra posible”, dijo mientras el sol matutino ayudaba al crecimiento de los cultivos.

Por su parte Rebeca Céspedes Fabelo vive encantada con sus platicerios y otras variedades en su muy nutrido jardín.

“Me dedico a esta actividad hace unas tres décadas -cuenta mientras realiza una visita guiada entre sus plantas-, me enorgullece cada una de las especies existentes en el patio porque es algo que disfruto y una forma de contribuir al cuidado del ecosistema al ser un trabajo que genera mucha vida.

Ahora también apoyo a mi esposo en las labores del huerto, de donde salen productos que sirven para el consumo del hogar y también se le venden a la población en el punto de la Granja Urbana ubicado en la comunidad”, precisa luego de sazonar la mañana con una criolla taza de café, que entre el verdor del jardín es más disfrutable.

En un pequeño pedazo de tierra el matrimonio de los camagüeyanos Javier y Rebeca demuestra productividad, riegan y cuidan cada jornada el jardín y el vivero con la misma dedicación con la que atienden el amor que desde hace varios años los fortalece. (Texto y fotos: Diosmel Galano Oliver/Radio Camagüey)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: