La dolorosa muerte del Che Guevara

Por Diosmel Galano Oliver/Radio Camagüey

Octubre, 2021.- El asesinato de Ernesto Che Guevara conmocionó al mundo, de manera particular al pueblo de Cuba donde el argentino encontro cariño y admiración ante su decisivo aporte en la etapa final por la liberación nacional.

Tras el triunfo revolucionario otras tierras del mundo demandaron sus modestos esfuerzos y hasta tierras bolivianas llegó al frente de un grupo guerrillero; allí fue capturado el 8 de octubre y una jornada después, en el poblado de La Higuera, multiplicaron sus ideales al asesinarlo.

Pocos días después, en comparecencia televisiva y radial, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz comunica que se había “llegado a la convicción de que las noticias relativas a la muerte del Comandante Ernesto Che Guevara en Bolivia, eran dolorosamente ciertas”.

El Consejo de Ministros acuerda entonces que por 30 días la Bandera de la Estrella Solitaria sea izada a media asta y que por 72 horas se suspendan absolutamente los actos públicos.

Cuando un pueblo enérgico y viril llora

El 15 de octubre de 1976, tiene lugar en la Plaza de la Revolución José Martí la despedida de duelo de las víctimas del sabotaje al avión de Cubana de Aviación hecho explotar a escasos minutos de haber despegado del aeropuerto de Bridgetown, Barbados, con 73 personas a bordo, de ellas 57 cubanos.

La desgarradora realidad de que la mayor parte de los restos yacen en las profundidades abismales del océano y que solo los de ocho cubanos pudieron ser recuperados vibra en las palabras del Comandante en Jefe Fidel Castro. “Ellos se convierten así en símbolo de todos los caídos”, dice.

El líder histórico de la Revolución Cubana anuncia que “el acuerdo suscrito entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba el 15 de febrero de 1973, no puede sobrevivir a este crimen brutal”, pues en esta nación encontraron apoyo y cobijo siempre los perpetradores del atentado terrorista.

Y agrega: “El imperialismo, el capitalismo, el fascismo, el neocolonialismo, el racismo, la brutal explotación del hombre por el hombre en todas sus formas y manifestaciones, se acercan al ocaso en la historia de la humanidad, y sus enloquecidos servidores lo saben; por eso sus reacciones son cada vez más desesperadas, más histéricas, más cínicas, más impotentes. Solo eso puede explicar crímenes tan repugnantes y absurdos como el de Barbados”.

Sintiendo como propio el dolor multiplicado en todos, una aleccionadora advertencia del líder resuena en la Plaza: “Y cuando un pueblo enérgico y viril llora, la injusticia tiembla!”. (Con información de la ACN) (Fotos: Internet)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: