Noviembre, 2019.- Los primeros automóviles que circularon por nuestra ciudad llegaron a mediados de 1905, aunque según crónicas alrededor de 1902 circulaba por nuestras calles un artefacto impulsado por una caldera de vapor, cuyas gomas eran macizas y tracción por cadenas.