Camagüey, Cuba, 28 mar.- Vencer los obstáculos que hoy frenan el progreso de los renglones exportables en Cuba constituye una urgencia de la economía del país, a partir de la implementación de la nueva política de inversión extranjera.

El perfeccionamiento de estrategias de desarrollo a corto, mediano y largo plazos, deberá ser prioridad en las agendas de los directivos de las entidades estatales, para concretar carteras de negocios con producciones sustentables y estándares de calidad internacionales.